8 de marzo de 2021

EL COLIBRÍ de SANDRO VERONESI

El colibrí de Sandro Veronesi es la primera obra que leo del autor, la escogí por que el argumento de la obra me parecía muy interesante y mi intuición me decía que podía ser una elección acertada, tendréis que esperar al final de reseña para ver el veredicto final.





Los protagonistas de esta obra no son los personajes, que lo hay y están muy conseguidos, son los sentimientos, la amistad, el cambio y cómo se afronta, el destino, los valores… la vida en general. Este hecho hace que el lector focalice y empatice con lo que acontece, siendo cada capítulo una oportunidad de adentrarnos un poco más en ese contexto.


La originalidad en el texto se agradece, pues la propia construcción del texto la hace diferente, mostrando un orden de los acontecimientos que el autor busca para guiar al lector e ir descubriendo poco a poco el porque de lo que pasa. Al final lo sabrás todo, pero la manera de saberlo depende Veronesi. Y si no le falta originalidad tampoco está falta de polémica, pues tiene para aburrir, y dependiendo de la sensibilidad de cada lector esta será más o menos grande.


El ritmo de lectura es muy desigual, ya que existen varias lineas narrativas, historia lineal, flashback, epistolar, diálogos puros… y esto hace que el ritmo de lectura varíe para captar todo el mensaje y al repercusión de lo que nos cuenta. Sin embargo es un libro sencillo en cuanto a personajes, pero la línea de narración no es lo habitual, ya que teletransporta al lector cual fantasmas de Dickens en Canción de Navidad.


Pese a cierta sencillez este libro, según mi criterio, no es para todo tipo de lectores, no es una lectura ligera para leer a ratos sueltos mientras haces otra cosa en segundo plano cual multitarea, no es una obra que debe y merece ser leída con atención y sin distracciones para poder ser disfrutada en su plenitud, ya que Sandro Veronesi… no da puntada sin hilo.


Personalmente reconozco que el inicio de la obra de encantó, fluido e incisivo, y pudo decir que las conversaciones que mantienen dos personajes de la obra me parecen de lo más estimulantes y divertidas, y recibía con brazos abiertos esos momentos.


Otra cosa que me ha quedado clara es el bagaje cultural del autor, con cantidad de referencias históricas, literarias, de cultura general… con un vastísimo alarde de conocimientos y una gran habilidad para hacer esa recopilación y hacer que funcionen también todos juntos. Agradezco la explicación de todos ellos al final, pues reconozco que algunos se me habían escapado.


Y al ser una obra traducida del italiano es de ley nombrar y reconocer el trabajo de Juan Manuel Salmerón Arjona, pues ha realizado un labor impecable de traducción respetando el texto y su intención. Y también alabar el trabajo de la editorial Anagrama, una editorial seria en su elección de publicaciones y que buscan la excelencia de su trabajo sin necesidad de buscar el superventas del momento.


Por último destacar que esta obra fue ganadora del Premio Strega, uno de los galardones (sino el que más) importantes en el panorama narrativo italiano. En estos últimos años siguiendo el recorrido de los premios literarios en diferentes países europeos he visto que varios de ellos encuentran una respuesta muy positiva en el público, y menciono tras que me gustaría destacar, Strega, Goncourt y ManBooker. Quizá el Planeta algún día llegue a ese nivel de respuesta.


En definitiva creo que mis expectativas se han cumplido y mi intuición ha sido buena… mi olfato lector en esta ocasión no me ha fallado, espero seguir en racha en próximas lecturas.

Gracias a Babelio y su iniciativa Masa Critica y a Anagrama por facilitarme la lectura.

4 de enero de 2021

LA FORASTERA de OLGA MERINO

La forastera ha sido un descubrimiento, de esas novelas que llegan a uno movidas por el destino o por ciertas casualidades, en este caso creo que mas por casualidad que por otra razón, pues en un corto tiempo leí sobre la novela, me hablaron de ella y en cuestión de días se me ofreció la posibilidad de leerla… y por fortuna disfrutarla.



Es la primera novela que leo de Olga Merino, y desconozco si el resto de obras guardan características en común con esta, pero la veo cómoda es este territorio literario, el cual es un territorio difícil y complicado, pero cuando está bien escrito engancha al lector por ese efecto que produce al crear un espacio duro y tremendamente realista y vivo.


Este género literario, anteriormente lo han transitado con éxito autores nacionales como Miguel Delibes o Jesús Carrasco, además de otros muchos también a nivel internacional, que prefiero no nombrar para evitar comparaciones.


Me resulta difícil ponerle nombre al género, pues tiene ciertos matices que complican el definirla, pero si debo escoger un título creo que sería “drama rural” siendo estos dos termines los que mejor definen la temática y el contexto.


Olga Merino nos muestra una historia dura en un contexto hostil para la protagonista, pero que al mismo tiempo le has amigable y es donde desea estar, lo que viene siendo una nula reciprocidad con el entorno que la rodea. Lo cual se complica, ya que el entorno rural que nos presenta no esta muy abierto a cambios, modificaciones o cualquier aspecto que modifique el status quo del pueblo. Sin embargo hay ciertos elementos que desde diferentes ámbitos y con diferentes fines buscan ese cambio y con una fuerza inusitada que empujan a todos y cada uno de los personajes.


La aparición de la muerte y el hecho de que siempre este presente, desde mi punto de vista, busca un simbolismo en el entorno rural, ya que según avanzamos la lectura que esa muerte se produce en circunstancias muy concretas y chocantes.


La novela se presenta en dos tiempos, siendo para mi el mas interesante el presente sobre los flashback que realiza, ya se que para que haya un presente y este tenga un sentido tiene que haber un pasado, pero en este caso me ha parecido mucho más interesante la actualidad, pasando a un segundo plano el pasado.


Este hecho hace que el ritmo en la narración cambié según los momentos descritos, y por lo tanto también los hace el lector en su velocidad lectora… o por lo menos eso me ha pasado a mí.


Si tengo que destacar algún fragmente concreto de la obra destacaría sin duda los relatos en el bar, el ambiente que describe, las actitudes de los personajes y como interaccionan me ha parecido estupendo, pues me ha llevado a revivir recuerdos de la infancia, ya que la narración ponía en palabras lo que yo viví hace ya unos cuantos años.


Para cosmopolitas este estilo literario es un género que gusta, aunque debo decir que es posible que muchos “opinadores literarios” digan que tira de clichés… pero desde mi punto de vista y con mis conocimientos sobre el entorno rural debo decir que estos hechos se corresponden mas con una realidad (pasada o actual) que a clichés o estereotipos rurales.


El final planteado debo decir que me gusta (es un tanto poético) pero para mi gusto… es la guinda del pastel.


Y ahora, me permito una licencia en forma de pregunta para aquellos que hayan leído la novela: viendo la portada del libro y después de leerlo que pensáis ¿es una valla derribada o es una valla caída? Espero vuestras respuestas. Yo me la reservo para no condicionar.


25 de noviembre de 2020

LOS GUARDIANES de JOHN GRISHAM

 Los guardianes de John Grisham es la primera novela que leo en este género, he leído obras de Ferdinand Von Schirach pero personalmente no las metería en la misma categoría y también cuento en mi haber lector con Matar a un ruiseñor, pero tampoco es lo mismo.. Y la verdad es que iniciarme en este género con el principal referente de este tipo de novelas me pareció muy buena opción, un estreno por la puerta grande.


Y por la puerta grande entré, pues reconozco que he me ha gustado mucho la novela. He encontrado un texto con un ritmo muy animoso en el que te sientes muy cómodo y hace que fluya la lectura y busques momentos para coger el libro.


Debo agradecer que el texto no peca de un uso excesivo de tecnicismo legales, lo cual para personas no versadas en el tema, como yo, nos facilita la comprensión de la historia y las complicaciones de que van apareciendo. Ya que los terminología es fácil de entender por el propio contexto de la obra o por las conversaciones y explicaciones entre los personajes.


Hay tres temas en esta novela que me han resultado principales y en los que se centra la novela:


El primero es el tema de las condenas injustas, lo cual es algo preocupante, ya que es tan grave que un culpable ande suelto como la idea de que una persona esté cumpliendo una condena sobre un delito siendo totalmente inocente. Ambos escenarios me resultan escalofriantes. Y es sobre estos últimos en donde la organización protagonista de la novela pone el punto de mira.


El siguiente tema que pone sobre la mesa es el negocio de la justicia en Estados Unidos, lo cual parece a todas luces tremendamente injusto, ya que dependiendo de tus posibilidades económicas tus opciones de salir airoso de un juicio suben o bajan. Convirtiendo la justicia es un bien de lujo, cuando debería ser un puntal de igualdad sobre todos los ciudadanos sin distinción


Y por último, el debate sobre la pena de muerte o las condenas no revisables, en el texto, desde mi punto de vista, este es un tema sobre el que no entran en exceso, pero siempre está presente sobre la posibilidad de que estas condenas no sean “del todo acertadas”.


Lo bueno de leer novelas de este género ambientadas en otros países es el aprendizaje que te llevas sobre el funcionamiento de la justicia en otras latitudes. En este caso en concreto me llama poderosamente la atención las diferencias entre los estados que conforman el país, ya que los delitos cometidos en uno no causan persecución en otros siempre que no sean delitos federales. Esto me chirría… bastante.


Debo decir que este tipo de novelas en España no cuenta con un gran número de adeptos, claro que los hay, pero en comparación por ejemplo con la novela negra ( por cercanía temática) se quedan en unos números muy bajos. Quizá se deba a que nuestro sistema de justicia es diferente al estadounidense y menos dado al show… ahí lo dejo.


Es curioso pero en poco tiempo he leído un par de novelas de temática cercana como pueden ser esta que nos ocupa y Los chicos de la Nickel de Colson Whitehead, con dos aspectos en común muy importante en el desarrollo de ambas, la primera la injusticia dentro de la justicia, que anteriormente hemos tratado y la segunda y que está muy en boga es el tema del racismo y la discriminación por este sentido, algo que planea constantemente sobre ambas novelas como algo a tener siempre presente en cualquier sentido, llegando a “normalizarlo” en el discurrir de los hechos. Hay mucho por avanzar.


En definitiva recomiendo la novela, en concreto a aquellos que todavía no se han adentrado en las paginas de un thriller legal, yo he salido bien parado y la he disfrutado.


25 de octubre de 2020

EL ESPEJO DE NUESTRAS PENAS de PIERRE LEMAITRE

 “El espejo de nuestras penas” es el final de la trilogía escrita por Pierre Lemaitre, la cual comenzó con “Nos vemos allí arriba”, prosiguió con “Los colores del incendio” y finaliza con la obra que reseño a continuación. En mi opinión esta obra esta pensada como trilogía, pero el autor tiene material para hacer de esta obra una auténtica saga, pues todavía queda recorrido histórico digno de contar y estoy seguro con historias personales que poner en valor.

Algo con lo que he disfrutado mucho de la lectura ha sido con el epílogo, pues me parece que ha sido la puntilla de la historia para hacerla completamente redonda, dándole un cierre digno y no dejarnos a los lectores en ascuas sobre el destino final de nuestros protagonistas.


Y al igual que el epílogo la parte de agradecimientos también merece la pena destacarla, pues contiene una gran cantidad de bibliografía muy interesante sobre la temática que nos ocupa y que resulta de utilidad para aquellos a los que nos gusta conocer e investigar sobre el tema en cuestión. 


La trama de la novela la comparo con un tapiz de calidad, de esos en los que no puedes encontrar ninguna puntada que se haya escapado. En las tramas que Lemaitre nos propone vemos es buen hacer del autor, mostrando poco a poco sus cartas y haciendo confluir los hilos según avanza la historia, causando en el lector una curiosidad sobre el momento en que las diferentes líneas narrativas converjan en algún punto. Nota para próximos lectores: Paciencia… todo llega.


Dentro de la narrativa un aspecto que debo destacar es la capacidad del autor para representar a la perfección los sentimientos de huida, el agobio, la supervivencia, el miedo, la reacción a las noticias del frente, a los rumores sobre el “comportamiento” de los boches (soldados alemanes) con al población local. Todo esto en momentos de tensión dan a la novela un grado de empatía con los personajes muy alto, los sientes cercanos, y es fácil com se puede decir, ponerse en la piel de los personajes.


Después de de hablar de la narrativa, es justo hablar del narrador, y este caso no solo es justo es necesario, pues en este caso nuestro narrador es un auténtico contador de historias, que nos guía por el texto con maestría hablando de tu a tu con el lector, y aportando al texto una calidez y sencillez que se agradecen en momentos duros.


Este tipo de obras con varias tramas o líneas argumentales, al lector siempre, o casi siempre, engancha más con unas mas que con otras, pues normalmente los ritmos en los que se desarrolla la acción son diferentes y te sientes mas cómodo en aquellas que coinciden más con el gusto de cada lector. Y como no podía ser de otra manera en esta novela me ha pasado, sin embargo un punto a favor, es que el discurrir de las tramas y la confluencia hacían que el ritmo de lectura tendiese a igualarse, y hacía que el lector quisiere ese avance en toda ellas.


En mi opinión hay un personaje que merece una mención especial, (no hago spoiler) pues en sus primeras apariciones resultaba un carácter poco interesante, hasta aburrido, pero sufre una transformación/mutación lo cual resulta de lo más interesante y se convierte en un elemento crucial en el desarrollo de la novela.


Por último una recomendación extra de este mismo autor, Pierre Lemaitre, es muy conocido en el mundo de la novela negra por su serie de novelas con Verhoeven como protagonista, pero la novela que realmente me descubrió la calidad de este autor fue Vestido de novia, una novela chapó, de las que crean afición y recuerdas de manera muy viva.


Sin lugar a duda recomiendo la lectura, si conoces la serie y has leído los anteriores, la pondría como obligatoria, y si no has leído ninguna de los anteriores… sin problema, también se puede leer como novela autoconclusiva, como las anteriores. Se puede decir que esta novela tiene doble nacionalidad en este sentido.

6 de julio de 2020

VESTIDA DE CORTO de MARIE GAUTHIER

Félix, de catorce años, aprendiz en una ciudad polvorienta y aplastada de calor, es alojado por su jefe. En la casa, vive también Gilberte, Gil, de dieciséis años. Ella trabaja en el supermercado, y se encarga con cierta ligereza de las comidas y el hogar. En el tiempo restante, desaparece con hombres; muchos de ellos, a menudo mayores que ella. Fascinado por la niña, Félix vive esperando una mirada de Gil, una señal. Marie Gauthier reconstruye con una intensidad magnética la atmósfera húmeda y opresiva del pueblo a mediados del verano, las sensaciones confusas del niño frente a la inquietante sensualidad del cuerpo de Gil.

No soy muy amigo de los premios literarios, pero hay algunos que hay día de hoy siguen conservando cierto prestigio por el nivel literario de la obras premiadas. En este caso traigo la reseña de la obra ganadora del premio Goncourt (el premio más prestigioso de las letras francesas) en su versión de premio a la primera novela publicada, en este caso por parte de Marie Gauthier con su obra Vestida de Corto.

La novela es corta, sin embargo debe ser así, es como una fotografía y o un corto cinematográfico. Existe en el momento, y luego desaparece, quedándose en la memoria, como un recuerdo fugaz que permanece en ese parte del recuerdo remoto, que ni se olvida ni se recuerda con detalle.

En cuanto al estilo narrativo se observa (y no pongo observo porque es una evidencia) un uso excesivo de frases cortas, claro signo de primera novela, siguiendo la filosofía de “vamos sobre seguro”. Sin embargo reconozco que te sirve para hacerte una idea muy clara de la historia, y a la autora la permite poner el objetivo en un punto concreto y hacer que el lector caiga en ello. Frases cortas y directas.

El ritmo de lectura es bueno, ligero y lineal, pero cambiando los focos de atención según interesaba saber o explicar un punto de vista concreto.

Un punto a favor es la deslocalización del lugar y la despersonalización de los personajes, para lectores como yo el que tengas que trabajarte los escenarios en tu mente, es algo que gusta, y que hace que viajes a lugares que conoces o que te imaginas, y que te traen a la memoria reviviendo recuerdos. Un claro ejemplo de esto es la novela de “Los asquerosos” de Santiago Lorenzo o “Intemperie” de Jesús Carrasco, deslocalizadas en su texto, pero con paisajes y lugares conocidos y muy definidos en mi mente

Llegamos al tema del que trata la novela, en este caso es un punto negativo, no me interesa ni me ha picado la curiosidad, no le encontraba el sentido y no hemos conectado a este nivel, y es una pena porque he tenido la suerte de leer esta novela en tiempo de verano y eso entra en consonancia con el texto, pero tampoco.

Por otro lado las ideas que plantea son interesantes y prometen: verano, adolescentes, sexualidad, autoconocimiento. Y la manera de tratarlo es provocadora, insinúa, aunque también muestra sin resultar desagradable, los límites están en la mente de la persona que lee, pero tampoco me ha llegado.

Del final no voy a hablar, pero tiene una segunda lectura… tremenda.

En definitiva, la novela no me ha emocionado, quizá en otro momento, sin embargo no me arrepiento de haberla leído.

Seguiré pendiente de lo que escriba la autora, apunta maneras.

Antes de terminar hay un aspecto que merece la pena remarcar, aunque es independiente a la calidad literaria del texto, es la edición de Nórdica Editorial, haciendo de un elemento que normalmente suele ser molesto (la faja de los libros) en algo que complementa a la portada del libro realizando un guiño diferente y divertido, encajado a la perfección con la portada.

Muchas gracias por el ejemplar a la iniciativa “Masa crítica” de Babelio.

Aquí está la portada con la faja.


3 de julio de 2020

OXEN LA PRIMERA VÍCTIMA de JENS HENRIK JENSEN

Algunos de los hombres más influyentes de Dinamarca han muerto en extrañas circunstancias y Niels Oxen, un experimentado soldado de élite ya retirado, es el principal sospechoso. Al parecer, no hay conexión entre los casos, excepto por una peculiar coincidencia: los perros de las víctimas fueron ahorcados poco antes de la muerte de los amos...

Niels Oxen ha llegado para quedarse. Esta novela ambientada en Dinamarca es el inicio de una nueva saga de novela negra protagonizada por Oxen, un nombre curioso hasta para sus propios compatriotas.

El primer aspecto que quiero destacar es la localización, como viajero y lector reconozco que Dinamarca es uno de los pocos países de la europa continental que me faltan por visitar, y también desde el punto de vista libresco, ya que esta es la primera novela que leo que se desarrolla en tierras danesas (o por lo menos que yo recuerde), y debo decir que he disfrutado mucho con las localizaciones y los paisajes descritos, tanto que no me importaría en absoluto verlos in situ. Este hecho para mí es importante pues cuando leo una novela que transcurre en una localización real considero vital que el autor a través de sus palabras, situaciones y descripciones nos teletransporte hasta el lugar, y en esta novela Jens Henrik Jensen lo consigue, pero no os preocupéis, tendréis un guía de primera, Niels Oxen.

Nuestro protagonista es un personaje complicado, muy complicado, con un pasado, presente y me atrevo a aventurar que futuro bastante turbios. Lo cual a medida que se avanza en la lectura se va descubriendo y al mismo tiempo atando cabos sobre los porqués de su comportamiento, ayudados por pequeños flashback que lo contextualizan.

Al terminar la novela todavía te quedan ganas de saber más del protagonista, sobre todo de su pasado, aunque se dan ciertas pistas, la personalidad es tan fuerte y compleja que posiblemente en siguientes entregas se puedan descubrir más aspectos.

Para aquellos que no seáis muy amigos o amigas de las sagas, debo decir que la novela queda cerrada por lo que se puede leer como una novela suelta, sin embargo queda mucho material como para nuevas historias, así que si quedáis con más ganas de Oxen, tendréis con lo que desquitamos.

La acción en la novela está presente y el ritmo hace que en ocasionas avance con ligereza, sin embargo, esta acción, a diferencia de otras novelas del género, no es brutal. No obstante, personalmente, he echado de menos algo más de descripciones en los momentos más tensos de acción, pues habrían ayudado a comprender mejor el desarrollo de la escena.

La trama es sencilla, pero compleja con muchos factores a tener que cuenta, aderezada con giros y desconfianzas que te hacen dudar incluso de lo que lees, y pones en duda las verdaderas intenciones de todos y cada uno de los personajes.

El argumento de la obra es cambiante y a medida que avanza descubres que lo que tienes entre manos es la punta de iceberg… y lo que hay debajo es tremendo, con ciertos niveles de corrupción de grandes proporciones. Lamento no poder decir más pero hasta aquí puedo leer.

La narrativa es buena, no esperemos una joya de la literatura, pero la calidad en su género es más que aceptable, sabiendo usar los ritmos y las palabras correctas según se da el caso o la necesidad. Sin embargo he detectado varias erratas en el texto, desconozco si se debe a la labor de traducción o a la edición, pero en el global de la obra carece de importancia, errar es de humanos y afortunadamente los libros son propiedad intelectual nuestra, y no de ninguna inteligencia artificial.

Recomiendo la lectura para todos aquellos seguidores del género y que les guste no solo quedarse en el delito, sino descubrir el mundo que hay detrás de el hecho. Cerca Trova.
Gracias por el ejemplar a la iniciativa Masa crítica de Babelio.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...