13 de junio de 2018

ADIÓS A CINECITTÀ de JULIÁN COMAS

Encontrarse con una novela nada mas salir a la venta tiene sus ventajas y desventajas, porque careces de información previa sobre la obra y en este caso concreto sobre el autor, que te permita hacerte una idea de por donde “van los tiros”.


En este caso he agradecido no tener ninguna información previa mas haya del titulo, nombre del autor y sinopsis, por lo que esta reseña responde única y exclusivamente a una lectura limpia de influencias previas.

Esta novela podemos decir que tiene dos inicios, primero en la “actualidad” que da inicio a la autentica narración, una historia que responde a los años de esplendor de Cinecittà en 1957. En realidad la gran parte de la novela transcurre en ese pasado, mas del 95% de la novela.

La novela se puede considerar de fácil lectura pues no tiene grandes giros y en su argumento vemos que es muy lineal, con un transcurrir constante de circunstancias, que dependiendo del lector pueden resultar atrayentes, en mi caso no lo ha sido mucho, pues aunque los acontecimientos se sucedían no profundizaba en ninguno.

Sin embargo debo reconocer, que para los amantes del cine entorno a los años 50, van a encontrar en esta obra muchísimas referencias al cine de esa época, con multitud de personajes desde actores a directores y productores así como películas del momento. Este público se encontrará en su salsa, en mi caso me gusta el cine, pero me temo que no a ese nivel, soy más de novelas ;)

Esta novela es difícil de encajar en un género dentro de la novela, por lo que resulta muy difícil recomendar, pues toca muchos palos diferentes, encontramos triángulos amorosos, costumbrismo, misterio, un toque de novela negra entre otros, por lo que es difícil de acertar al recomendarlo, pues es una obra muy abierta.

La narrativa sin ser excelente es mas que correcta, lo cual se agradece, ya que aunque la temática no ha conectado conmigo, el leer un libro bien escrito ayuda al avance y comprensión de la novela, y eso hoy en día es un plus.

Un aspecto que debo de reseñar es que existen multitud de frases dentro del texto, que para hacer notar que la obra se desarrolla en Italia, están escritas en italiano, y normalmente se entienden, pero por lo menos en mi caso, algunas no las entendía y tenía que buscar el significado, porque no existía una nota al pie de página con la traducción. Esto no me ha gustado mucho porque me cortaba el ritmo de lectura, y considero que algunas frases se deberían haber traducido, o mejor todavía realizar notas a pie de páginas con todas las frases en italiano.


En resumen, cuando empecé la lectura me esperaba otra cosa y con la información que tenía estaba seguro de que me gustaría bastante pero al final debo decir que esta novela no es para mí, pero estoy seguro que tiene su público.

7 de mayo de 2018

UN EXTRAÑO EN CASA de SHARI LAPENA

Este libro venía precedido por el éxito arrollador de la anterior obra de la autora “ La pareja de al lado”, pero en mi caso no puede establecer ningún tipo de comparación porque no me encuentro entre los lectores de esa novela, por lo que se puede decir que es el primer contacto con Shari Lapena. Sin embargo si que se puede establecer algún tipo de semejanza, salvando las distancias, entre esta obra que nos encontramos y con la obra de Paula Hawkins “ La chica del tren”.Pues desde mi punto de vista pertenecen a un mismo género.

Para realizar mi opinión sobre esta obra, en esta ocasión voy a desgranara en varios aspectos con un única conclusión genial, pues merece un análisis por capas.

El argumento sin ser flojo, responde al estándar del género, presentando una situación estresante en un contexto completamente relajado, lo cual supone un mayor choque, pues podríamos decir que pone a personajes de clase media alta en relación a acontecimientos de los más sórdidos, porque señores y señoras no es oro todo lo que reluce, y en esta ocasión el baño de oro se va muy rápido.

Sin embargo puede que a algunos lectores que les pase como a mi, que al empezar el libro, las primeras 50 páginas, observan ante si el inicio de una película de sobremesa, de esas que no se pueden considerar “peliculones” pero oye… como enganchan hasta saber el final, y eso es lo que pasa con esta novela, no es una obra maestra… pero pica la curiosidad.

Para mi gusto el punto mas flojo dentro de la novela es el tema policíaco, en lo referente a la investigación, con personajes sin iniciativa y meros espectadores de lo que acontece, y con pocos destellos de lucidez que esclarezcan lo que pasó, por lo que si buscas novela policiaca… este no es tu libro, pues la acción esta en otro sitio.

Eso si, el final es interesante y desconcertante, pero de esto no puedo hablar mucho, pues estamos hablando de un thriller y desvelar cualquier detalle sería un delito por mi parte, cosa que no estoy dispuesto a hacer, mi ética lectora me lo prohíbe.

La narración me ha gustado pues con diferentes voces narrativas, cada una de los distintos personajes de la historia hace que avance la lectura, dandole un toque personal a cada carácter que aparece otorgando un buen ritmo y una identificación en la manera de expresar las ideas y al mismo tiempo sin desvelar los secretos que cada uno de ellos guardan, buscando en algunos casos ayudar al lector  a vislumbrar el posible final y en otros a enmarañar los acontecimientos intentando confundir al lector,  todo esto acompañado de capítulos cortos. 

En lo referente a la localización para todos aquellos que nos gusta geolocalizar nuestras lecturas en este caso no podremos contar con ese punto de apoyo, pues los lugares son meros paisajes sin importancia en el texto.

En la contraportada del libro encontraremos un texto sugerente que intenta atrapar el lector, y una buena noticia es que no miente, no vende humo, lo que ahí aparece es lo que es, sin trampa ni cartón, lo cual se agradece, porque en incontables ocasiones he tenido que comprobar si me había equivocado de funda de ese libro…

Después de esta lectura me queda la duda si volveré a esta autora para leer su primera obra.. pues es posible, pero no a corto plazo, pues mi lista de lecturas pendientes es larga y me gusta variar en los que a géneros se refiere, pero es posible que la señora Shari Lapena y yo nos volvamos a encontrar con una cuantas páginas entre medias.



En resumen un libro entretenido que mantiene en vilo y de lectura rápida y sencilla… ahora os paso el turno ;)

22 de octubre de 2014

LOS GIRASOLES CIEGOS de ALBERTO MÉNDEZ



Este libro es el regreso a las historias reales de la posguerra que contaron en voz baja narradores que no querían contar cuentos sino hablar de sus amigos, de sus familiares desaparecidos, de ausencias irreparables. Son historias de los tiempos del silencio, cuando daba miedo que alguien supiera que sabías. Cuatro historias, sutilmente engarzadas entre sí, contadas desde el mismo lenguaje pero con los estilos propios de narradores distintos que van perfilando la verdadera protagonista de esta narración: la derrota. Un capitán del ejército de Franco que, el mismo día de la Victoria, renuncia a ganar la guerra; un niño poeta que huye asustado con su compañera niña embarazada y vive una historia vertiginosa de madurez y muerte en el breve plazo de unos meses; un preso en la cárcel de Porlier que se niega a vivir en la impostura para que el verdugo pueda ser calificado de verdugo; por último, un diácono rijoso que enmascara su lascivia tras el fascismo apostólico que reclama la sangre purificadora del vencido. Éste es el primer ajuste de cuentas de Alberto Méndez con su memoria y lo hace emboscado en un flagrante intento de hacerlo desde la literatura.

Para describir y opinar sobre este texto es necesario realizar cierto nivel de abstracción y conocimiento histórico de lo que se narra, tras lo cual se puede optar por hacer un análisis más formal o un análisis más centrado en los contenidos. En este caso concreto he decidido enfocar esta reseña hacia el terreno más formal, ya que creo que da más de sí.

Uno de los aspectos que más valoró de este libro es la variedad de puntos de vista narrativos que nos ofrece en cada uno de los relatos que componen la obra. No sólo debemos tener en cuenta el buen hacer en la elecciones sino la pertinencia en el uso de los diferentes actores narrativos para dar al texto en concreto una carga emotiva que refuerce la temática y llegue al lector calando fuertemente y haciendo que en la medida de lo posible sienta emociones similares a los protagonistas de la historia.

Tocando de soslayo la temática del texto y si me tengo que quedar con alguna historia de las cuatro, sin ninguna duda me quedo con la primera, primero porque me parece la mejor construida sobre todo en lo que al protagonista se refiere, ya que personalmente pienso que es el personaje más completo y mejor construido de todos los que aparecen a los largo del libro. Desde el punto de vista temático creo que esta historia ofrece una perspectiva menos tendenciosa y panfletaria ofreciendo unas ideas que pueden llegar a mostrar el sinsentido que tienen las guerras y más aún las guerras civiles.

La interconexión de los relatos ofrecen al lector un hilo conductor más allá de la temática del mismo, dando a entender la globalidad de lo acontecido en aquella época, estableciendo vínculos entre personajes de los relatos 1 y 3 y entre los relatos 2 y 4, aunque creo que puede existir cierta conexión entre personajes del tercero y cuarto.

Reconozco que casi por norma no suelo escoger  novelas sobre la guerra civil, ya que la mayoría son obras parciales, ya que aunque lo que cuenten sean verdades como puños, no muestran el global de la situación sino aquello que al autor le sirve para mostrar y sostener su argumento o sus ideas; por lo que al lector se le ofrecen medias verdades como verdades completas.

Alberto Méndez tenía muy claro su objetivo al escribir y publicar esta obra y por esta razón dio la forma al texto de manera muy estudiada, sin embargo no pudo observar el éxito de su obra ya que al poco de ser publicada falleció, por lo que tampoco conoció la existencia de la película basada en el último relato del libro. Dicha película no la he visto sin embargo pienso verla para comprobar sobre todo como se ha realizado la adaptación y para observar si la historia ha sido manipulada en el film y con qué objetivo.

En definitiva es un buen libro, el cual narrativamente es más que correcto consiguiendo transmitir sensaciones que para otros autores pueden resultar extremadamente complicadas de hacer llegar al lector.

No se si sería el objetivo del autor pero personalmente creo que lo que en este libro se refleja es la vergüenza de una país, la vergüenza de lo ocurrido antes, durante y después de la contienda, la vergüenza de cómo el pueblo no supo gestionar y dar cabida a las diferentes maneras de pensar sin recurrir a la violencia... Otra gran mancha en la historia de España.  




15 de octubre de 2014

INSURGENTE de VERONICA ROTH



Una sola opción puede transformarte, o te puede destruir, pero siempre tiene consecuencias. Con la oleada de disturbios en las distintas facciones, Tris deberá asegurarse de proteger a los que ama, mientras se enfrenta a inquietantes preguntas sobre la culpabilidad, el perdón, la identidad, la lealtad, la política y el amor. El día de la iniciación de Tris debería haber sido una celebración de la facción elegida, en cambio, el día terminó con un gran problema. El conflicto entre las facciones se intensifica y las ideologías se enfrentan. En tiempos de guerra, se eligen líderes y los secretos afloran… cada decisión tiene mayores consecuencias más potentes.

Estamos ante la segunda parte de la trilogía de Divergente, cuya primera parte leí hace un tiempo y me dejo un buen sabor de boca, a pesar de existir demasiadas coincidencias con Los juegos del hambre. Esta nueva entrega, evoluciona de forma bastante previsible respecto a la primera novela.

Reconozco que la lectura me ha resultado un  tanto tediosa en algunos momentos y en otros completamente sin sentido por las decisiones que tomaban los protagonistas, optando por decisiones suicidas sin ninguna causa que las fuerce, y esto a pesar de ser una novela distópica y en cierto modo de ciencia ficción, yo no lo puedo aceptar, ya que aunque se tomen decisiones disparatadas tienen que ser justificadas, aunque sea también justificada de forma absurda.

No obstante también tiene momentos bastante buenos a la vez que trepidantes en el discurrir de la historia, pero bajo mi punto de vista me daba la sensación que al argumento al igual que los personajes iban igual que gallina sin cabeza, a excepción del final del libro, en el cual si que parece que se centra más, realmente existe una idea clara sobre lo que es y una motivación precisa sobre el final que se busca, así como el inicio de la tercera parte “Leal”.

Es posible que lea la tercera parte, pero sobre todo por curiosidad como finaliza la trilogía, y si es posible que en esta tercera parte al ser el final el argumento se centre en concluir la obra de forma ordenada y razonada.

El aspecto positivo creo que ha sido que en esta segunda parte de la trilogía he reconocido partes en las cuales he distinguido más diferencias con otras obras de similar categoría, por lo que en este aspecto ha conseguido que cada vez que avanzaba o se exponían ideas no se me fuese la mente buscando similitudes obvias con otros libros.

Sé que esta es una reseña más corta que otras, pero es que el libro no me ha dado para más… espero que la tercera parte cambie mi opinión sobre la trilogía.


6 de octubre de 2014

LOS BOSNIOS de VELIBOR COLIC



Guerra de los Balcanes, años 90, contada por un ex combatiente… He aquí la estremecedora novela de una época terrible. Los hombres y mujeres de cada bando, las ciudades arrasadas, algunos pequeños gestos de bondad, ternura y humor en medio de la barbarie. Una obra maestra del dolor, de la vergüenza y de lo incomprensible, intensa y hermosamente desoladora como pocas. Hay que leer este libro. Hay que acercarse a este libro, a su testimonio, a su excelencia literaria. Todo el mundo debería leer este libro: para que no se repita lo que se cuenta en sus páginas. Y para descubrir a un autor nunca antes traducido al español y , sin embargo, fundamental.


La dureza es lo que impregna Los bosnios de Velibor Colic, impregna capítulo a capítulo, incluso aquellos que son en clave de humor y directamente un chiste ya que el trasfondo que nos deja es… más dureza. Pero que podemos esperar, el contexto que engloba todas y cada una de las historias es la reciente guerra de los Balcanes, una guerra terriblemente sangrienta, y que la mayor parte de la población europea, en la cual me incluyo no conoce ni la mitad de las barbaridades allí cometidas.

Sin embargo poco a poco los países de la antigua Yugoslavia se abren e integran en organizaciones internacionales, obteniendo presencia en ámbitos que hasta hace poco eran un simple objetivo. Desde mi punto de vista parcial y sesgado por la ignorancia creo que el país que más ha avanzado es Croacia, por lo menos en lo que se refiere a apertura en varios frentes, desde el económico hasta el turístico, estableciendo la ciudad de Dubrovnik como lugar casi obligatorio de parada para los grandes cruceros de mediterráneo, acepto que son turistas de un solo día, pero por algo se empieza.

El formato del libro es bastante original, ya que son historias muy breves, algunas de las cuales comparten una misma localización geográfica, pero cuyos protagonistas son diferentes, lo cual te facilita hacerte una idea aproximada del contexto en el que el autor relata los hechos, unos hechos que hasta ahora no había dicho que son absolutamente verídicos siendo en algunos de ellos el autor testigo de primera mano.

Mi experiencia en la lectura de este libro al principio fue de shock, ya que la primera historia, con la que abre la obra, me impactó muchísimo al realizarme una imagen mental de lo que pasó, y al poder leer entre líneas lo que el autor transmite al relatar esa historia. Preguntándome el origen de tanta maldad y frialdad que lleva a la gente a realizar esas atrocidades a otras personas, solo puedo llegar a concluir que se debe a la conjunción de dos aspectos, por un lado el convencimiento de los asesinos de pertenecer a una “raza” superior y por otro el tener una escala de valores completamente modificada para aceptar como buenas o necesarias determinadas acciones.

Creo que es un acierto por parte de la editorial periférica editar este tipo de obras, que aunque no tengan una venta extraordinaria, aportan mucha calidad al mercado editorial en español abriendo fronteras que hasta hoy no estaban investigadas. Una apuesta arriesgada pero que a la larga son obras que tienen una estancia mayor en la colección básica de librerías y bibliotecas.

El libro es bueno y tiene calidad, pero sin embargo soy consciente y así lo quiero hacer constar aquí, de que no todos los estómagos están hechos para leer esta obra, sin embargo si sois unos de esos estoicos  lectores o estáis en un buen momento para afrontar esta lectura, lo recomiendo sin cortapisas. 


29 de septiembre de 2014

EL CAMINO de MIGUEL DELIBES



Daniel el Mochuelo intuye a sus once años que su camino está en la aldea, junto a sus amigos, sus gentes y sus pájaros. Pero su padre quiere que vaya a la ciudad a estudiar el Bachillerato. A lo largo de la noche que precede a la partida, Daniel, insomne, con un nudo en la garganta, evocará las correrías con sus amigos -Roque el Moñigo y Germán el Tiñoso- a través de los campos, descubriendo el cielo y la tierra, y revivirá las andanzas de la gente sencilla de la aldea. La simpatía humana con que esa mirada infantil nos introduce en el pueblo, haciéndonos conocer toda una impresionante galería de tipos, y la fuerza con que, a través de rasgos frecuentemente caricaturescos, se nos presentan siempre netos y vivos, son los grandes aciertos de esta novela. El camino es, por su amalgama de nitidez realista, humor sutil, nostalgia contenida e irisación poética, no sólo una de las mejores novelas de Miguel Delibes , sino también, como señalara la crítica, una de las obras maestras de la narrativa contemporánea.


Esta pequeña novela en extensión pero muy grande en contenido ha sido para mí  un gran descubrimiento, ya que ha conseguido transportarme a lugares muy especiales y a situaciones muy divertidas y profundas al mismo tiempo.

Esta es la segunda novela que leo de Miguel Delibes después de El Hereje, recuerdo que esa lectura me gustó bastante, pero El Camino ha sido la clave para que el resto de sus obras entren en mi lista de futuras lecturas.

La capacidad de Delibes para recrear espacios, personajes, situaciones y sentimientos es maravillosa, partiendo de situaciones comunes y llegando a reflexiones en diferentes campos  de los temas que se tratan. El origen de esta capacidad reside en el profundo conocimiento del autor de los lugares representados, siéndole más sencillo hacer que el lector se sitúe en el texto, y revivir a los personajes de una forma más vívida.

La infancia es un periodo muy interesante, y si a esto le añades un ambiente rural alejado de las ciudades, resulta una combinación literariamente muy potente, ya que ofrece muchas posibilidades en lo que refiere a posibles argumentos, y queda claro que el autor ha sabido sacarle el partido.

Para todos los lectores que hayan tenido cierto contacto con el mundo rural y conserven recuerdos o conozcan experiencias personales en ese contexto la lectura de este libro sería muy especial por el componente personal que el lector aporta al mismo.

Por todo lo dicho la lectura de este libro es altamente recomendable. Son pocas páginas pero la calidad literaria que las llena es digna de ser leída y disfrutada por cualquier lector que se precie.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...